Causas del ruido del aire acondicionado

Cuando una máquina de aire acondicionado hace ruido suele ser porque lleva varios años instalada y pueden aparecer ruidos o vibraciones debido a los constantes cambios de temperatura a los que están expuestos los aparatos, sobre todo las unidades exteriores.


El motivo principal suelen ser las partes móviles, es decir, el compresor y el ventilador. Todos los equipos, incluso los más silenciosos, tienen un cierto nivel sonoro, aunque sea muy bajo, cuando están funcionando.

  • Aspas del ventilador. A lo largo del uso, este ventilador sufre pérdida de lubricación o se sueltan tornillos que sujetan las aspas y, cuando pasa, las aspas chocan con las rejillas que envuelven la parte delantera del aparato. Esto se soluciona con el cambio de las aspas.
  • Compresor. El compresor es el motor que hay dentro de cualquier equipo de aire acondicionado. Su misión es enfriar el aire de la habitación. Dependiendo de su calidad, entre otros factores, hará más o menos ruido al entrar en funcionamiento, debido a las vibraciones que genera.
  • Ventilador. Es la pieza que mueve el aire, también puede ser excesivamente sonoro si choca con algún elemento interno del equipo, que debido a las vibraciones pudiera haber movido. Para esta operación habrá que consultar con un técnico de aire acondicionado, ya que es quien mejor puede aconsejarnos.
  • Carcasa. Es muy habitual el ruido de la carcasa por cambios de temperatura, choque de tubos internos o choque de rejilla y chapas debido a las vibraciones constantes del aparato en funcionamiento.
  • Falta de mantenimiento o la suciedad. En este caso convendrá hacer una revisión del equipo y retirar polvo, suciedad, hojas secas o cualquier otro elemento que pueda obstruir el equipo. 

 Si has notado ruidos extraños en tu aparato ponte en contacto con un técnico especializado para que valore de dónde procede el ruido y mitigarlo. Si el aire acondicionado que has elegido o que tienes en tu casa es antiguo os recomiendo conocer los nuevos inverter que ofrecen menor ruido con materiales muy novedosos.

Compartir

¿Aire acondicionado tipo Cassette?

El aire acondicionado Cassette es una máquina que viene muy bien para techos altos y su rendimiento es espectacular, ya que reparte el aire por sus 4 lados desde arriba hacia abajo, creando así una cortina de aire que permite climatizar cualquier lugar de una forma sorprendente.

Está formado por una unidad interior y otra exterior. La unidad exterior está instalada en la pared exterior de la habitación. La unidad interior contiene el sistema de refrigeración, un ventilador largo y un filtro de aire.


El aire acondicionado cassette es ideal para hoteles, cafés, oficinas y muchos más, manteniendo una temperatura confortable para tus invitados, colegas sin importar la temperatura que haya afuera.

Ventajas y Características

Al tratarse de equipos que van instalados en un falso techo, los aires acondicionados cassette tienen la ventaja de climatizar desde arriba hacia abajo, por lo que nos aseguramos una climatización más uniforme.

Cuando necesitamos que el equipo funcione en calor las aletas de impulsión se mueven hacia la parte de abajo impulsando el aire caliente hacia el suelo, por tanto se calienta perfectamente el lugar.


La instalación de los aires acondicionados cassette es muy parecida a un equipo de aire acondicionado por conductos, ya que para ésta también es necesario realizar su instalación en un falso techo.


El aire acondicionado cassette es un equipo silencioso y de una calidad inmejorable, su tecnología dispone de los últimos avances en cuanto a climatización.

KLIMAT ☀️❄️

Compartir

Calefacción por Suelo Radiante

La calefacción por suelo radiante proporciona un calor suave y agradable y es energéticamente muy eficiente.

La idea principal del suelo radiante es distribuir calor en nuestra vivienda calentando el suelo de la misma, a partir de aquí existen dos posibilidades bastante diferentes:

Hilo radiante o suelo radiante eléctrico

Principalmente consiste en calentar el suelo mediante un conductor eléctrico (cable) dispuesto en el interior del mismo. La fuente de energía es la electricidad por lo tanto, en esta opción, el consumo eléctrico será bastante elevado.

La instalación es relativamente sencilla. Dentro de este tipo podemos diferenciar los que se utilizan para suelos cerámicos y los que podemos usar para otro tipo de suelos como la madera. El tipo de suelo eléctrico funciona solo con energía eléctrica y se instala bajo el revestimiento del suelo. Lleva una estructura que permite que, al calentarse, se traspase el calor. Esta estructura está aislada con una lámina de polietileno para mantener su seguridad. Al contrario que otros sistemas de calefacción cuenta con la ventaja de distribuir el calor de forma uniforme y evita los movimientos de aire, por lo que proporciona un gran confort térmico en el lugar donde se instale. 

Suelo radiante por agua

Este sistema consiste en una red de tuberías distribuidas por el interior del suelo de la estancia. A través de ellas circulará agua caliente, aumentando de esta forma la temperatura del suelo y calefactando la vivienda.

Al contrario que los radiadores, en el caso del suelo radiante la superficie de emisión térmica es mucho mayor, por lo que no se requieren temperaturas tan elevadas para distribuir la misma potencia térmica.

Trabajo realizado por KLIMAT

Además, el suelo radiante por agua no está asociado a ningún sistema de calentamiento de agua concreto, puede utilizarse con calderas, bombas de calor e incluso con energía solar.

Trabajo realizado por KLIMAT

Como ves es un sistema de calefacción muy tentador, además cuenta con muchas ventajas y se puede instalar en la zona de la casa que queramos.

Ventajas del suelo radiante:

  • Se consigue un confort mucho mayor ya que la temperatura del aire cercano al suelo será ligeramente superior a la temperatura del aire a la altura de la cabeza. Y el calor se reparte de forma uniforme por toda la casa.
  • No ocupa espacio como los radiadores, y es más estética ya que no afecta a la decoración de la vivienda.
  • Es un sistema más saludable ya que al no producirse corrientes de aire se reduce el polvo, no produce sequedad, y la baja humedad consigue evitar la aparición de ácaros.
  • La instalación de suelo radiante puede suponer un ahorro entre un 10% y un 20% en relación a otros sistemas de calefacción convencional. 
  • Este sistema puede trabajar de forma continua muchas horas por lo que es muy útil para las casas o edificios con una ocupación de horario alta.

KLIMAT ☀️❄️

Compartir

Aire Acondicionado – Aliado contra las alergias.

Los médicos insisten en que las personas alérgicas deben tener cuidado con el aire que respiran. Una de las recomendaciones en la que la mayoría de especialistas coinciden es en los beneficios de un buen aparato de climatización. Ya que es importante que los alérgicos pasen la mayor parte del tiempo en lugares cerrados y no dejar ventanas abiertas.

¿Cómo ayuda el aire acondicionado a las alergias?

Principalmente, el aire acondicionado es capaz de renovar el aire y conseguir que esté libre de partículas perjudiciales para la salud. Es el gran aliado de los alérgicos ya que con su buen uso, no solo climatiza el hogar si no que consigue unas estancias seguras para evitar problemas respiratorios o de alergias.

Lo más importante es elegir un buen climatizador y que tenga filtros de calidad. Ya que, los aparatos de aire acondicionado cogen el aire del exterior y lo enfrían, unos buenos filtros que purifiquen el aire y atrapen partículas microscópicas, son muy importantes. Debido a esto, es importante mantener los filtros limpios, las partículas de polvo se acumulan y si no lo hacemos acabaremos respirando un aire menos limpio que el exterior.

Si elegimos el aparato adecuado, podemos conseguir una pureza y calidad del aire superior que ayude a eliminar el polen y otras partículas de las estancias. Eso sí, hay que tener en cuenta una serie de condiciones a la hora de elegir la instalación adecuada así como cuando utilizamos, regulamos y limpiamos el aparato.

Para garantizar que esto suceda es muy importante la limpieza y el buen mantenimiento del aparato.

Recuerda limpiar los filtros del aire acondicionado. Aunque sean especiales para retener alérgenos, deben estar siempre en perfectas condiciones para que sean eficaces y cumplan su función. Son sencillos de extraer y solo necesitas agua para dejarlos como nuevos. Una limpieza y mantenimiento periódico, hará que tu instalación sea mucho más eficiente.

KLIMAT ☀️❄️

Compartir

¿Cuánto consume el aire acondicionado?

Como con cualquier electrodoméstico, el voltaje que requiere cada AC es distinto. Hay aires acondicionados que piden 600W y otros que 4000W o más. Pensando en un aire acondicionado estándar, supongamos que el nuestro nos pide 2000W, o lo que es lo mismo, 2KW, y supongamos también (tirando a la alza) que lo encendemos 8h cada día.

Entonces:

2KW x 8h encendido al día = 16kWh / día

16kWh x 30 días (un mes) = 480kWh/mes

Ahora multiplicamos ese resultado por el Término Energía, en el caso de Factor Energía: 0,122699€.

480kWh x 0,122699€ = 58,90€ / mes

Si aún no dispones de aire acondicionado, para encontrar los modelos de menor consumo debes fijarte en la etiqueta energética. Esta etiqueta obedece a una directiva europea que obliga a los vendedores a incluir este certificado en la mayor parte de los electrodomésticos. Las etiquetas cuentan con una parte común y otra en la que aparecen las características propias del modelo.

Para conocer la eficiencia energética del aparato debes observar la primera de ellas, en la que, junto a la marca y la denominación, se encuentra una letra y un código de colores. La letra A y el color verde se refieren a los equipos más eficientes, mientras que el color rojo y la letra G, a los menos. Conviene, por tanto, que en el momento de comprar uno de estos productos optes por los que cuentan con una A en su etiqueta. Se calcula que, en el caso de los aparatos de clase G, el consumo puede resultar tres veces superior al de los más eficientes.

KLIMAT ☀️❄️

Compartir

Sistemas de ventilación para tu negocio

Si estás pensando en instalar un aire acondicionado en tu local comercial, estaremos encantados de darte algunas claves y consejos para que escojas el sistema que mejor se adapte a tu negocio.

Para empezar y como recomendación general, aconsejamos elegir equipos muy eficientes para reducir el consumo energético, pero también que sean lo más discretos y silenciosos posibles para que no afecten en nada a tu labor comercial.

Es imprescindible que tengas en cuenta que un local comercial situado a pie de calle requiere de un sistema de climatización que debe cumplir con las normativas urbanísticas de cada localidad. Por lo que antes de realizar cualquier instalación infórmate bien de las normativas que se deben cumplir.

Existen muchas soluciones que pueden adoptar los comercios para disponer de una climatización óptima y sin un gasto excesivo, acorde con sus propias necesidades. En especial, los establecimientos con la continua entrada y salida de clientes, deberían adoptar sistemas de aire acondicionado tanto para verano como para invierno, que les aporte ese confort necesario debido a las continuas pérdidas térmicas que se producen en ellos.

Sistemas como los multisplit, Split cassette o aire acondicionado por conductos son muy eficientes en caso de tener un local pequeño y de poca dimensión. Por el contrario, si tienes un local más amplio los sistemas de volumen refrigerante variable (VRV) con tecnología inverter serán una buena opción.

Con una buena instalación y una buena elección en el sistema de aire acondicionado, se consigue un control total de la calefacción y refrigeración, ahorro energético y lo que es más importante para cualquier negocio, que los clientes se encuentren cómodos y dispuestos a volver.

Compartir

Recomendaciones para ahorrar en Calefacción

Una de las mayores desventajas del invierno es tener que encender la calefacción, debido al elevado gasto que ésta conlleva.

Con estos consejos conseguirás hacer un uso más eficiente:

  • No utilices los radiadores como secadora. En invierno, mucha gente acostumbra a colocar la ropa recién lavada sobre los radiadores, para que se seque más rápido. Es una mala práctica porque no permite circular el aire caliente.
  • Mantén una temperatura adecuada. Los expertos aconsejan mantener una temperatura de 16-18 grados durante la noche, y entre 20-21 grados durante el día. Ten en cuenta que por cada grado adicional el gasto en calefacción aumenta un 7%.
  • Purgar los radiadores. Es importante porque las burbujas de aire que se crean en su interior impiden la transmisión de calor y hacen que aumente el consumo energético.
  •  Ventilar la casa por la mañana. A la hora de ventilar la casa por las mañanas, con 10 minutos es suficiente para renovar el aire. Más tiempo sólo contribuirá a bajar la temperatura interior.
  • Aprovechar el calor natural. Debemos aprovechar las horas de sol para calentar nuestro hogar y así ahorrar en calefacción. Mantener las ventanas cerradas con las persianas levantadas es un método muy óptimo para conseguir calentar nuestro hogar.
  • Hacer un correcto mantenimiento. Revisa tu caldera y radiadores periódicamente.

Como puedes ver, son trucos sencillos, pero al mismo tiempo muy efectivos. Si pones todos ellos en práctica podrás ahorrar entre un 10 y un 40% en calefacción, en función del punto de partida. ¡Merece la pena intentarlo!

KLIMAT ☀️❄️

Compartir