En primer lugar, elige un aparato eficiente. Todos los electrodomésticos tienen una etiqueta identificadora en la que se indica el grado de eficiencia que tiene.La letra A, acompañada de “+” y el color verde, son indicativos de un aparato eficiente energéticamente.  En caso de tenerlo, instalar el modo Eco, ya que permite reducir el consumo en un […]

En primer lugar, elige un aparato eficiente. Todos los electrodomésticos tienen una etiqueta identificadora en la que se indica el grado de eficiencia que tiene.La letra A, acompañada de “+” y el color verde, son indicativos de un aparato eficiente energéticamente. 

En caso de tenerlo, instalar el modo Eco, ya que permite reducir el consumo en un 30%.

Aísla tu hogar. Un buen aislamiento mantiene la temperatura interior.

Limpia el aparato regularmente. Los filtros de aire, cuando están sucios obligan a la unidad a consumir más energía de la habitual para poder refrigerar.

Instala los aparatos lo más alejado del sol directo posible.Si el sol le da constantemente no solo puede dañar el sistema, sino que lecostará más funcionar y, por tanto, consumirá más.

KLIMAT ☀️❄️

Compartir

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked (required)

Entrada anterior

El correcto Mantenimiento del Aire Acondicionado

Siguiente entrada

Climatización por Sistemas Conductos.